15 ene. 2015

Los 'Derechos de Formación' y el fútbol infantil uruguayo


La Mesa Ejecutiva de la Organización Nacional de Fútbol Infantil, brindó una conferencia de prensa en la cual dio detalles de la importancia que tiene el dinero ingresado por el "Mecanismo de Solidaridad" que se genera cada vez que un futbolista uruguayo profesional es transferido de una federación a otra. En esta conferencia fueron invitados medios de la capital pero no del interior, seguramente se olvidaron que en el resto de los 18 departamentos también hay prensa y niños que juegan al fútbol.
El Convenio AUF­ - ONFI, instituido el 8 de mayo de 2013, ha posibilitado acceder al reclamo histórico de todo el movimiento del fútbol infantil uruguayo en cuanto a tener una compensación que retribuyera, en parte, a la ímproba tarea de atender el crecimiento humano y futbolístico de los niños que integran nuestra organización.
Ese Convenio mandata a ONFI a controlar el destino de los fondos que se reciban para que sean utilizados en su totalidad en obras de carácter cultural, social o deportivo, para beneficio de los niños que integran los clubes de fútbol infantil. A esto se refirió el presidente de la organización, Jorge Burgell, al comenzar la conferencia: 
"Todos los casos de jugadores transferidos que existan son importantes porque van a contribuir a un goteo constante que le sirve mucho al fútbol infantil, sobre todo en infraestructura, ya sea para el mejoramiento de las canchas o en la atención a los niños. El dinero se reinvierte 100% en el fútbol infantil en las diversas formas que existan.
Hace 14 meses se viene recibiendo dinero por estas transferencias y no sólo valoramos la entrada de dinero, sino también la reivindicación conseguida tras décadas de buscar el reconocimiento al trabajo en el fútbol infantil y en la formación de esos chiquilines".
Burgell recordó además, que el objetivo de la Organización "nunca será crear cracks, sino que los chiquilines disfruten jugando", y precisó que "ahora estamos en la etapa de que disfruten las chiquilinas también, porque si la niñez uruguaya está conformada por niñas y varones, el fútbol uruguayo debe ser un disfrute para los dos casos y de igual forma".
En la conferencia, se recordó también que el dinero que entra se reparte de la siguiente manera:
a) Una parte para ONFI.

b) Una parte entre las Ligas en las cuales estuvo fichado el jugador de acuerdo al Registro de Fichajes de ONFI.
 c) Ocho partes entre los clubes en los que estuvo fichado el jugador a razón de la cantidad de temporadas que jugó en cada uno desde los 6 a los 13 años de edad de acuerdo al Registro de Fichajes de ONFI.
d) Las partes que no fueran adjudicadas por este sistema pasarán a ONFI para integrar directamente un Fondo Especial que será sorteado anualmente entre las Ligas que se encuentren al día en todas sus obligaciones con la Organización. 
Como ejemplo, se utilizó el de uno de los dos fichajes más sonados de futbolistas uruguayos en los últimos tiempos. El de Luis Suárez del Liverpool de Inglaterra al Barcelona de España. En ese caso, una parte (a) fue para ONFI; una parte (b)a las Ligas: Salteña, Parque y Asociación Uruguaya de Fútbol Infantil (AUFI); y ocho partes (c) fueron para los clubes: Deportivo Artigas de Salto, Urreta y Nacional de AUFI. Además, el dinero generado durante el año en el que Suaréz no jugó se destina al Mecanismo de Solidaridad (d), que sirve para colaborar con equipos que no fueron beneficiados todavía con los Derechos de Formación.
 También copareció ante los medios el quien fuera presidente de ONFI durante siete años y firmara el convenio con la AUF, el Dr. Alfredo Etchandy, quien reseñó la importancia del fútbol infantil, no solo desde el punto de vista deportivo, sino del social, y destacó el gran empuje que dieron para esta iniciativa, la Ministra de Turismo y Deporte, Sra. Liliám Kechichián, y el entonces presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá, permitiendo que fuera posible"un antes y un después en la historia del fútbol infantil y de los niños de hoy que son los ciudadanos del mañana".
Pero además, recordó la anécdota del centrocampista de la selección uruguaya de fútbol, Gastón Ramírez, actualmente en el Hull City inglés, quien envió una carta, diciendo que él quería que fuera posible que los clubes formadores, tuvieran su recompensa de alguna forma.
 Los abogados Horacio González Mullin y Eduardo Bebekian, encargados de la mediación con los clubes destinatarios de los futbolistas y de realizar, cuando corresponde, los reclamos pertinentes ante la FIFA, explicaron el procedimiento de recepción de los Derechos de Formación:
1) Llega la notificación de la AUF de jugadores transferidos.
 2) AUF avisa a ONFI.
 3) ONFI realiza el informe de los equipos en los que estuvo fichado el futbolista y responde a la AUF mediante el 'pasaporte futbolístico'.

4) ONFI comunica a los clubes y Ligas beneficiarios y estos deben dar los poderes necesarios a los abogados para iniciar las gestiones ante el club destinatario del futbolista. Estos procedimientos pueden llevar largo tiempo.
 5) Una vez recibido el dinero, ONFI realiza un control constante, a través de Tesorería, de lo que sucede con el dinero recibido.
 Una vez culminada la conferencia de prensa, se realizó la entrega del dinero correspondiente a una de las cuotas por la transferencia de Luis Suárez al Barcelona:


No hay comentarios:

Publicar un comentario